Trabajos de desinfección para evitar la aparición de legionella

Hace unas semanas que empezó el verano, época de playa, piscina, spas y poner el aire acondicionado para sobrellevar las altas temperaturas. Precisamente en este último aspecto, la asociación nacional de empresas de sanidad ambiental (Anecpla) ha aconsejado revisar las instalaciones que son propensas a la aparición de la legionella. Una bacteria que puede acarrear problemas muy graves en el peor de los casos.

Desde Anecpla sugieren realizar unas labores de mantenimiento adecuadas para asegurarse de que este tipo de instalaciones están libres de esta bacteria.

Para ello, hacen hincapié en la apuesta por empresas de desinfección como la mejor herramienta para tener bajo control este tipo de situaciones. A pesar de que existe una normativa de obligado cumplimiento, nunca está demás recordar este aspecto y confiar en profesionales.

¿Qué es la legionella?

La Legionella es un microorganismo que se encuentra en el agua cuando está a temperaturas entre los 20 y los 50 grados. En total hay 48 especies dentro de este género y es la Legionella pneumóphila la que produce la legionelosis. Una enfermedad que se transmite al inhalar aerosoles contaminados y que da lugar a una neumonía con fiebre muy alta siendo grave en determinados casos.

Según Anecpla la incidencia es de “3 casos por 100.000 habitantes en España, lo que supone unos 1.000 casos al año”. Dentro este ámbito personas mayores de 60 años, fumadores o con el sistema inmunológico débil son sus principales víctimas.

Para evitar cualquier tipo de incidencia, instalaciones como spas, jacuzzis, torres de refrigeración, sistemas de distribución de agua caliente sanitaria etc., deben llevar a cabo unas labores de revisión y mantenimiento adecuadas antes de su puesta en servicio. Cabe recordar que año tras año los casos de legionella se incrementan en el Estado. Según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, en 2021 se notificaron 1.733 casos, un 25% más que el año anterior.

Medidas preventivas para evitar la aparición de legionella

A fin de evitar en todo lo posible la presencia de esta bacteria, desde Anecpla llaman a impedir su propagación, siguiendo una serie de pautas.

  • Impedir las condiciones que favorezcan su desarrollo. Esto es: evitar agua estancada, que esté a temperaturas entre 25-45 grados y la acumulación de sustratos que sirvan de alimento.
  • Labores de limpieza y desinfección antes de la puesta en marcha de este tipo de instalaciones. Sin olvidar, unas labores de mantenimiento mientras estén funcionando.
  • Cumplir con lo aparecido en la legislación.
  • Apostar por empresas de desinfección autorizadas en este tipo de labor.

A todos nos gusta disfrutar de las vacaciones en verano de forma tranquila. Por eso estar seguros que donde estamos alojados, está libre de todo tipo de bacterias resultará primordial para nuestro confort. Por suerte las compañías de sanidad ambiental se encargan de este tipo de labor, asegurándose de que las instalaciones están libres de este tipo microorganismos y puedan funcionar a pleno rendimiento.